Llegando a Kyoto : Templo Sanjūsangen-dō y Kyoto Tower





¡ Lo prometido es deuda! después de estar varios meses sin publicar, les traigo una nueva
entrada sobre mis aventuras en Japolandía. Mi llegada a Kyoto ( oooh  maravilloso Kyoto), la visita a unos de los templos que siempre soñé conocer  y la subida a la Torre de
Kyoto 
(no confundir con la de Tokyo :D )


LLEGADA  A KYOTO 

Japón siempre fue mi sueño desde que tengo uso de razón, ( desde que veo anime en realidad jajaj  ) y en especial Kyoto, era la ciudad que quería conocer si o si. Todos nos deslumbramos con las grandes ciudades y rascacielos, pero Kyoto tiene algo tan mágico que no se le puede comparar con nada. Es difícil de explicar, pero las personas que han tenido la oportunidad de visitarlo o vivir ahí me entenderán mas ^^

Nuestra Hostal quedaba a 10 minutos caminando desde la estación de Kyoto, por lo que era muy fácil llegar (¡Ojo!, con maletas se demora mas) por lo que fue muy fácil la movilización en comparación a Osaka y Tokyo jajajaja.

En Kyoto nos quedaríamos seis días por lo que  Backpackers Hostel K's House seria nuestro nuevo hogar. 

La hostal era demasiado genial, ahí me sentía toda una extranjera ya que habían muchas nacionalidades  occidentales  ( en Osaka éramos los únicos xd ). El gasto era  de 20 mil pesos por persona e incluía un desayuno Buffet de dioses. Juro que con eso pasaba todo el día sin comer ya que era salvaje.

Creo que me veía así 

Contaba con lavandería ( 500 Yenes la carga ) y secadora gratuita. Los baños eran compartidos y  todo sumamente limpio y ordenado, las duchas tenían unos receptáculos enormes y una separación para poder vestirse.

Las habitaciones solo funcionaban con un sistemas electrónico para el ingreso, no se podía andar con zapatos, por lo que las pantuflas fueron parte fundamenta en la hostal.


TEMPLO SANJUNSANGENDO

El templo Sanjunsangendo es una de los lugares que si o si quería visitar en Kyoto. Siempre me ha llamado mucho la atención el Budismo, por lo que era imperdible.

La Deidad principal del templo es Sahasrabhuja-arya-avalokiteśvara o Kannon; Diosa de la misericordia, donde su principal atracción son las 1001 estatuas.




Foto sacada por Samuel mientras lo tapábamos ya que no se podían sacar fotos.



Como buen templo Japonés, los puestos de souvenir sumamente económicos (Ironía ) no podían faltar, habían desde amuletos, llaveros, imágenes y revistas. 

Como estaba en modo ahorro, me traje un pequeño librito en donde salen los personajes que estaban dentro del templo junto a sus descripciones. 


Ahorrando mis yenes



Ya era pasada la hora de almuerzo y no habíamos comido nada, así que pasamos a almorzar a un restaurant típico de la zona. Debíamos sacarnos los zapatos y sentarnos en unas almohadas, y el lugar donde nos toco estaba lleno de cubículos por lo que nuestra privacidad era genial.

Las niñas que nos atendieron era un amor de persona, así que disfrute mucho el almuerzo.
Los chicos pidieron pescados y varias cositas mas. Yo como aun andaba mañosa con la comida, pedí una ensalada y estaba de muerte <3 definitivamente el sésamo le da un sazón exquisito a las comidas.

Ya se nos había hecho de noche, por lo que partimos a la Kyoto Tower para contemplar la ciudad de noche.
En si, la ciudad es bastante pequeña, no hay edificios tan altos y es muy frondosa en cuanto  a su vegetación.






Luego de contemplar la ciudad y lo bacán que era la Torre y sus alrededores decidimos volver a la Hostal. Por lo menos yo estaba agotada así que necesita un baño para luego dormir.


En el siguiente post les hablare sobre el Aoi Matsuri y la gran travesia que tuvimos que realizar para poder llegar.


Espero que les haya gustado :)

Que tenga una linda Navidad ^^ 










Carolina Paz

2 comentarios:

  1. Era lo mejor la hostal, todos mis miedos por tener un baño compartido fueron disipados :D
    Te faltó hablar del español que aparecía con solo mencionarlo hahaha
    En el templo recuerdo que estábamos súper paqueados, hasta cambiando las SD por ese cartel de que revisaban las tarjetas a la salida, y al final nada de nada, deberíamos haber sacado más, recuerdo a Felipe contorcionandose con su celular en el pecho hahaha
    Esperando la siguiente nota para seguir reviviendo el viaje :D

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!! No me había percatado que te habías cambiado de dominio y todos estos nuevos cambios en tu blog. :) ¿Por qué lo cambiaste?
    Por otro lado... ¡Qué bkn esta entrada! Amo Kyoto con todo mi ser :D :D
    Los hostales en Japón son realmente pro, qué bkn que estuviesen sólo a 10 min de la estación de kyoto.
    Yo nunca subí la torre de Kyoto, debe ser bien bonita la vista allá.
    Lindas fotos Caro, que estés muy bien!!!!!

    ResponderEliminar